miércoles, junio 27, 2007

San juan de la Cruz.


¡Cuàn manso y amoroso

despiertas en mi seno

donde secretamente solo moras;

y en tu aspirar sabroso

de bien y gloria lleno,

cuàn delicadamente me enamoras¡


¡Oh llama de amor viva¡,

que tiernamente hieres

de mi alma en el màs profundo centro;

pues ya no eres esquiva,

acaba ya si quieres;

rompe la tela de este dulce encuentro.


En la noche dichosa,

en secreto ,que nadie me veìa

ni yo miraba cosa,

sin otra luz y guìa,

sino la que en el corazòn ardìa.


Poemas ( canciones)escritos por el Juan de la Cruz a peticiòn de la señora doña Anna Peñalosa el año 1584.

3 comentarios:

muxica dijo...

mmmmmmmmmmmm según entre y leí lo reconocí. eres sensible y sabes.
Un biquiño mi amiga

Gerardo Omaña dijo...

No es preciso que Dios me ofrezca un cielo si ya tengo su misericordia,
ni me asusta el infierno que es un grito
si ya tengo la gloria en paraíso.

Me estremece, señor, tu muerte abrupta con tus carnes del cuerpo adolorado,
por tu gracia de morir en tantos
que a sabiendas teníamos pecado.

Me estremece, señor, tu amor bendito y por eso sin cielo yo te amo,
no es preciso el infierno ni el hechizo
pues te quiero hasta siempre de la mano.

Nada espero, señor, igual te quiero
ni me aterra el sufrir si es tu nombre,
dame luz para seguir senderos,
en tu gracia de amor que me conforte.

Gerardo Omaña Márquez

katina dijo...

Muxica:
Espero te haya gustado lo encuentro bello. Un biquiño.
gerardo:
Ay Gerardo no tengo palabras para decir lo bello que escribes , tus palabras fluyen con una naturalidad y una profundidad que me llenan el corazòn.
Me siento feliz de que encuentres eco en lo que escribì.
Un abrazo fuerte.