viernes, junio 22, 2007

Arcoiris.


Y en medio de la lluvia que golpea el parabrisas, el sol reaparece lleno de luz ,
en aquel momento , tan simple, entregàndose a todo aquel que quiera mirarlo,dejàndose llevar por las calles sin rumbo ,
sòlo por andar .


Te apareces en medio de las nubes ,
no uno, sino dos arcoiris , grandes ,
que casi los pude tocar,
me detengo a mirarlos ,
como lo hacìa años atràs
pensando en la "ollita de monedas de oro" que estarìan al final de èl.


Hacìa tanto tiempo que no apreciaba uno y he tenido de regalo dos ,¿ què puede significar? serà alguna señal escondida de los secretos de la naturaleza .


Sòlo sè que fuè un bello momento en que pude compartirlo .


Instantes en que la magia està presente para hacernos recordar que la vida està llena de lindos momentos.

5 comentarios:

ElPoeta dijo...

Hermoso, Katina, tienes razón; la naturaleza nos regala a veces momentos mágicos y bellos. Un beso,
V.

Gerardo Omaña dijo...

Anoche pense en vosotros
con esa noche mágica donde las fogatas se incendian
auyentando al Diablo suelto,
donde el solticio de verano apura la noche,
donde nos purificamos con el nuevo rocío
del ayer y de hoy deseo que sea y haya sido
tan tuya
tan mía
tan vuestra.

Reciban un beso en sus almas.

muxica dijo...

Dicen que el arcoíris baja a beber a la tierra y que si te metes entre sus rallos te transporta al cielo. Precioso regalo de la madre naturaleza.
Un fuerte abrazo.

katina dijo...

Hola a todos , he estado tan floja para escribir y uds igual me visitan , gracias por su lealtad , y muuuuuuuchoooos besos.
Poeta:
Tu eres un regalo con tu presencia aquì.
Gerardo:
Siempre he sentido que el rocìo es algo màgico y puro , como me gustarìa caminar descalza por un cesped al amanecer y sentir esas gotitas de pureza.
Muxica:
Què lindo eso de que el arcoiris baja a la tierra a beber y que ganas de meternos en su rayos y transportarnos , sòlo,con cerrar los ojos siento estar allì.No pienses que me he fumado un "porro" jajajajjajaja.

Ángel Azul dijo...

Querida Katina, creo que estamos flojas ambas, ha de ser este invierno que se ha vuelto tan intenso y recién comienza.
También ambas vemos signos en el arco iris que es el gran símbolo de la alianza entre Dios y los hombres.
Un fuertísimo abrazo y que Dios te bendiga.