domingo, marzo 25, 2007

En noviembre volviò.


Que pena, esta hoja sin fecha , ya estoy en los años ochenta , debe ser de esos años.................




El viento seguìa raudo su interminable camino, me apresurè a llegar a casa, tenìa que volver a las cuatro a la oficina oscura palabra derrotera del tedio terminològico, pero ello no me molestò, en realidad estaba dispuesto a sentir èsa inclemencia , la fuerza del agua , las miradas furtivas detràs de las vidrieras , las manos apretadas de una joven pareja cuyos ojos se develaban el amor que los embargaba.



Me quedè parado mirando en una esquina de las tres que me separan diariamente de mi trabajo , no pudieron darse cuenta con la atenciòn que yo seguìa sus pisadas por aquel paseo, otrora sòlo camino de huellas indìgenas , una suave tibieza se allegò a mi nostalgia de algo perdido.



Subì las pequeñas gradas de la entrada del edificio , bajo la mirada atenta de ese auxiliar que detesto, pero que en este caso, particular caso y particularmente convencido que todo resbalaba a mi alrededor , las personas menos los ojos de los miles de niños que siempre imagino.



Esta tarde de viernes siempre me aligera el pensamiento y una laxitud me levanta por sobre las cosas y me arrastra hacia ligeras nubes que se alejan con las obligaciones de mi contribuciòn social, pagada dìa a dìa.



No sè cuànto tiempo pasò , alguien me dijo por el fono que llegarìa antes de las 8:30 ; por lo demàs no tenìa intenciòn de salir de aquì , la lluvia golpeaba incesantemente, el ventanal que dà al rìo ,de espaldas a la ciudad y yo le contestaba que hoy estoy aquì esperàndo unos golpes en la puerta , el sonido del telefono,o lo de siempre , nada.



Una repentina urgencia me invadiò, salir a la lluvia encontrar esos ojos càlidos, tan conocidos , el viento los allegarìa ,era un alegre pensamiento; màs el trazo aùn no terminaba en la mano impredecible del destino.



Le preguntè a mi angustia y ella contestò , no serà esta vez.

1 comentario:

Muxica dijo...

pues... sera mañana, veras como llega.
Un besazo amiga por lo menos tienes una realidad de la que puedes escribir.
Un beso