sábado, agosto 11, 2007


Un vino abierto en forma nerviosa , temor de que él maldito corcho se sumerja dentro , lo he colocado cerca del horno para darle calor , ése calor que guardo , esa mirada tuya que me enciende , esos labios que me hablan , esa sonrisa tan entregada y te me acercas , me tocas sin pudor , te pones de pie y te deslizas por la habitación luciéndo tus pasos , tus gestos , tus ademanes para que te observe y me preguntas ¿qué tal?
y allí me quedo con la boca pegada , he recorrido cada centimetro de tu cuerpo , devorándome tus movimientos sugerentes , suaves , armoniosos .
Imagino mis manos sobre tí ,arrancándote suspiros .

4 comentarios:

muxica dijo...

un momento lleno de magia... Deseo que sea eterno.
Un fuerte abrazo, amiga

katina dijo...

Muxica : qué alegría tenerte de vuelta por estos lados , momentos de magia eso són .
muchos cariños.

Gerardo Omaña dijo...

Como me alegra... y como!
saberte definida con tu propio aroma,
saber que tramontas más allá de tus ojos
el inmenso azul y las espumas de las bravas olas.

Recibe un beso en tu alma.

katina dijo...

Gerardo:
Trascender, es lo que me sugieren tus palabras , más allá de nuestra mirada .
Elevándonos con nuestro sentir por sobre la materialidad , que dulce puede ser .
Recibe tu también un besote en tu preciosa alma.
Cariños.