sábado, enero 20, 2007

A 13 dìas de abril de mil novecientos ochenta y cuatro.

El.

despuès de mucho tiempo tengo la necesidad de escribir, de hacer salir como la lluvia de las nubes , estos pensamientos que brotan y brotan incesantemente, sin concesiones, ni juicios valorativos, simplemente se arruman como un montòn de leños desordenados.

Habìa transcurrido un corto tiempo y la calma por fin habìa llegado, mis obligaciones pràcticas no pesaban mayormente, los niños se movìan a mi alrededor, mientras los veìa crecer , jugar y aumentar su peso, estatura y nùmero de palabras bien pronunciadas.

Que habìa pasado realmente, me habìa aferrado a una idea plasmada en mi mujer, como algo imprescindible para encontrar que la vida familiar tiene un sentido superior a la soledad propia de un solteròn.

Observè que me habìa autoconvencido de las declaraciones de vida superior donde los sentimientos se manejan y nuevas fuerzas eran puras y nobles principios guiaban a muchos de sus componentes.

Pero como todas las veces el castillo se desmoronaba nuevamente y el aparente cambio no era màs que la conocida atracciòn por un jefecillo con pretenciones aristocràticas y chauvinistas, que al final siempre terminan durmiendo con sus seguidoras o adorados por la mediocridad de una juventud desorientada por años de asepsia polìtica.

Y la tàn pretendida bùsqueda espiritual se habìa ido junto con la partida de el y asì la relaciòn superior se habìa convertido en suspiros de enamorada, atormentada, mientras que los gritos , las groserìas y la violencia se apoderaban de mi familia.

Como la serenidad parece haberse radicado totalmente en mì y pasada la natural reacciòn ante la actitud de ella, me dediquè a establecer algunos cambios que forzosamente me hace tomar esta situaciòn.

Lo primero es que a fin de no entrar en conflicto con la nueva actitud espiritual polìtica de Gema, me habìa marginado totalmente de las relaciones derivadas de mi paso por la Universidad, ya que estas se habìan caracterizado por el periodo màs duro de intervenciòn militar en las aulas y donde el deseo de bùsqueda nos hacìa rechazar el pretendido mundo nacionalista y patriotico, que siempre ha sido enhaprendible por su caràcter abstracto e interesado.

De allì me aboquè a una formaciòn literaria existencialista a fin de superar el afiebramiento del proselitismo polìtico que achata el intelecto sin posibilidades de agregar un nuevo soporte a la rueda de la vida socio-polìtica.

Paralelamente la actitud anterior favorecìa plenamente mi nueva meta, el sentimiento hacia Gema como una conquista que hacìa tener una relaciòn hermosa y ùnica ya que olvidaba todo perjuicio y juzgamiento de la vida anterior que ella habìa tenido y que muy mal nos habìa hecho salir de la tienda polìtica que compartimos en la Universidad.

Sin embargo nuevamente se habìa desinflado el globo de las quimeras, un año, otro màs y asì eternamente hasta que reviente o la nostalgia me haga vivir exclusivamente los recuerdos.

Quizàs somos dos personas muy desubicadas, yo por colocar el amor de ella sobre todas las cosas , ella por colocar el amor por sobre mì, es asì como nos equivocamos de mundo y al parecer yo me desenvuelvo mejor al haber cumplido algunas metas de ìndole personal.

De otra parte tengo una tendencia a la protecciòn un poco enfermiza, me imagino que cualquiera que sea la situaciòn y por amarga que sea, me serà fàcil salir de ella porque creo firmemente en que las cosas que deseo las obtendrè, salvo su amor.

Siempre se ha escapado con caricias a otros amores de dudoso tèrmino, pero ella , no sè, lo ùnico que tengo claro que la siento como una persona lejana, donde serìa mas fàcil que no estuviera , aùn cuando es difìcil imaginarse lo que sentirìa uno al tener lejos, irremediablemente algo muy querido.

En suma los hombres tienden a la acciòn polìtica y cuando se trata de alterar dicha tendencia, colocàndo los sentimientos como valors superiores, ni las personas que quieres te entienden, prefieren la mentira a la verdad, la adulaciòn a la crìtica, el venderse a ser ìntegro, independiente y leal.

Transformàndose finalmente en seres frustrados espiritualmente vacìos y socialmente comparsas.

4 comentarios:

Muxica dijo...

Un Abrazo desde Galia ( España)
no puedo comentar tu texto, no se que poner... Las personas entran en blog y comentan poéticamente, con cosas bellas. Yo prefiero con este texto callarme y releer.
Un beso

Lady Read Morgan dijo...

¡Me ha encantado el texto!, madre mía la Internet está llena de artistas, ¡qué gozada!.

Un saludo desde un lugar del Mediterraneo.

Lady Read

Ana R dijo...

Un relato de palbras desnudas...Con una marcada sinceridad y realismo. Te felicito.

Un abrazo

katina dijo...

Muxica gracias por tu visita , se que la dureza de estas letras pueden hacernos sentir un frio que llegue hasta los huesos , sòlo el silencio es sabio en estos casos.

Lady Read, sòlo soy una persona que ha transcrito estas letras en estricto honor a la verdad , aunque yo haya sido la causante de esa pena .Un abrazo.

Ana R. hola , nunca pensè tener tres visitas , me siento contenta ,gracias por darte cuenta de lo sincero de esto. Cariños.